Teléfono: +54 0343-4244156

"El primer amor"

Día 12

Ptor Pablo Garay

Pasaje Bíblico: Sin embargo, tengo en tu contra que has abandonado tu primer amor. Apocalipsis 2.4

Al final de la Biblia está el libro de Apocalipsis o Revelaciones, un preámbulo a todos los acontecimientos que sucederán en el mundo y en el cielo. Dios abre la cortina de los tiempos y Juan es introducido al futuro para dar un mensaje de aliento y exhortación a la Iglesia de Cristo.
En estos días te invito a repasar los principios espirituales más importantes que Dios enfatizó a su Iglesia en cada ciudad donde se encontraba viviendo y sirviendo como luz a las naciones.
En Éfeso, la Iglesia es reconocida por su obra, trabajo y paciencia, entre aquellas cualidades destacables. Pero advierte de un problema no menor a corregir “abandonar el primer amor”.
Sin ninguna duda, todos podemos recordar ese momento maravilloso cuando nos entregamos a Cristo por primera vez. No hay palabras para describir el encuentro con el amor eterno de Dios y sentir su paz, gozo que transforma radicalmente nuestras vidas.
Ese “primer amor” despierta en nosotros las ganas y la pasión de compartir a Jesús con quien se nos cruce en el camino.
También es lo que nos lleva a querer estar con la familia de Dios no importa el día que sea, ya que se torna muy largo congregarnos de domingo a domingo.
Los dones se despiertan y quieren empezar a servir al Rey de Reyes, entonces rápidamente acudimos al pastor o los líderes para compartir los deseos de estar a disposición para trabajar en el reino.
1 Corintios 13 declara que absolutamente nada deberíamos hacer sin amor. O dicho de otra manera, podemos hacer de todo pero sin amor es un simple metal que hace ruido, no tiene la melodía del cielo, la canción de Dios que sana, bendice y llena las vidas.
¿Cómo estamos trabajando en nuestra congregación? ¿Lo hacemos por obligación, por acostumbramiento, por cumplimiento? Sin amor la tarea se vuelve en monotonía, el corazón se enfría y la motivación se pierde. Con amor, la pasión enciende la creatividad y nuevas cosas de Dios llegan a nuestro corazón, para seguir brillando con mayor intensidad en nuestra ciudad.

Oración: Al orar en el día de hoy, revisa tu corazón y pídele al Señor que su amor se renueve como la primera vez. Que todo lo que hagamos sea de palabra o de hechos, lleve el sello del “Primer amor”. ¡Dios te bendiga!