Teléfono: +54 0343-4244156

"Alertas y orando"

Día 16

Ptor Pablo Garay

Pasaje Bíblico: No se olviden de orar. Y siempre que oren a Dios, dejen que los dirija el Espíritu Santo. Manténganse en estado de alerta, y no se den por vencidos. En sus oraciones, pidan siempre por todos los que forman parte del pueblo de Dios. Efesios 6:18

Pablo destaca la importancia de una vida de oración. El libro de Efesios, conocido como el manual de guerra espiritual, nos muestra que la oración es un ejercicio espiritual que no se puede olvidar.
Las personas que practican algún deporte, saben cuán importante es tener ciertas rutinas que ayuden a fortalecer el cuerpo, con el fin de poder superar nuevas metas, en cualquier disciplina que se esté desarrollando.
Jesús todas las mañana se apartaba a solas con Dios y pasaba un buen tiempo en oración, antes de comenzar su jornada de trabajo.
¿Cuánto estamos orando en la semana? Es durísimo saber, que la gran mayoría de los que dicen ser seguidores de Jesús, no oran ni siquiera una hora al mes.
Jesús en sus momentos más difíciles, les recrimina a sus discípulos ¡ni siquiera una hora, me han podido acompañar en oración!
La oración es para nuestras vidas, como el agua para el cuerpo. No podemos avanzar sin estar conectados a la fuente de poder y gracia, que desciende del padre de las luces.
Imagínate a un soldado que se olvida de llevar, su arma a la guerra. La analogía que Pablo usa, comparando a un cristiano con un soldado, tiene que ver justamente con eso. La oración es un arma poderosa que debe ser guiada por el Espíritu Santo.
Satanás anda como león rugiente viendo a quien devorar. Por eso la advertencia es, a estar alertas y no darse por vencido. No podemos descuidar nuestra vida de oración. Jesús les enseñó a sus discípulos un modelo de oración, dirigida al Padre que está en los cielos.
“Líbranos de todo mal” “Venga a nosotros tu reino”. Son declaraciones que movilizan el mundo espiritual e inmediatamente activan el poder de Dios, en las distintas circunstancias que nos toca atravesar.
La persecución y guerra que satanás lleva a cabo en estos días, es la descripta en Ap. 12.17. Por eso Pablo, les pide a los Efesios, que oren por él y por todos los hermanos en Cristo.

Oración: Hacer una lista de motivos de oración y en ella incluir a los misioneros y sus familias, que en distintas partes del mundo arriesgan sus vidas por testificar y extender el reino. También orar por los hermanos que atraviesan persecución o diversas pruebas. Orar por los jóvenes que vendrán este sábado a compartir el impacto en la Ciudad.