Teléfono: +54 0343-4244156

Unidad, acuerdo y Trabajo

Día 3

Pastor Pablo Garay

Pasaje Bíblico: Gén 11:6-7 Y dijo Jehová: He aquí el pueblo es uno, y todos estos tienen un solo lenguaje; y han comenzado la obra, y nada les hará desistir ahora de lo que han pensado hacer. Ahora, pues, descendamos, y confundamos allí su lengua, para que ninguno entienda el habla de su compañero.

El relato de la construcción de la Torre de Babel es verdaderamente atrapante y llena de lecciones para nuestras vidas hoy.

Estas personas hablaban la misma lengua y se pusieron una meta en común, construir una ciudad con un nombre especial y pondrían una torre que llegue al cielo. Todo esto, olvidando algo fundamental ¿Qué opinaría Dios al respecto?
Si repasas el devocional de ayer, entonces te darás cuenta que con esta actitud llamaron al “Orgullo”. Querían ponerse un nombre, y llegar hasta el cielo, lo mismo que quiso satanás (Is 14.11-15).

Pero lo sorprendente aquí es que Dios mira desde el cielo y ve un principio que lleva adelante cualquier cosa que se proponga el hombre: “Unidad, Acuerdo y Trabajo”
Hoy existen multitud de organizaciones que desean hacer un bien a la comunidad o a la sociedad, es más existen organizaciones con máscaras de fines filantrópicos que ganan adeptos a la causa, pero su fin es exaltar el poder, sabiduría y omnipotencia del hombre (grupo como los masones, rosacruces, Club de Leones, Rotary Club, Iluminatis etc.)
La misma Iglesia o colegio se puede convertir en una gran organización que lleva adelante un montón de programas sin haber consultado al dueño de todo.

Dios tiene que romper uno de estos principios para detener lo que estaba haciendo el hombre. Cuando confunde la lengua, los hombres no se podían comunicar, ya no eran uno y al no poder ponerse de acuerdo, el trabajo cesó y la obra se detuvo.

Hoy día la Iglesia debe comprender cuan poderoso es este principio sustentado, alimentado por Dios. La biblia dice que separados de Dios NADA podemos hacer. Es en conexión permanente a la Vid verdadera “Jesús”, que podemos ser llenos del poder para que en unidad, acuerdo y trabajo compartamos los verdaderos valores cristianos que pueden transformar nuestra sociedad.

Oración: Nuestra oración de hoy está enfocada a que unidos a Dios en acuerdo con sus planes y propósitos, podamos avanzar como pueblo, en unidad, acuerdo y trabajo. Pensá en tu casa, tu trabajo, tu Iglesia y clama para que podamos practicar estos principios en acuerdo con Dios.