Teléfono: +54 0343-4244156

Luz del Mundo

Día 4

Pastor Pablo Garay

Pasaje Bíblico: Hagan brillar su luz delante de todos, para que ellos puedan ver las buenas obras de ustedes y alaben al Padre que está en el cielo. Mateo 5:16

La Iglesia en unidad, acuerdo, trabajando con entusiasmo para Dios, es una poderosa luz que resplandece en esta sociedad sumergida en oscuridad.
Cuando hablamos de oscuridad nos referimos a todo aquello que aqueja y hunde en desesperanza y dolor a toda nuestra sociedad. Familias destrozadas por la separación en el matrimonio, violencia que se palpita en todas partes, la inseguridad, el flagelo de la droga y los vicios que atrapan a jóvenes y grandes por igual. Por ejemplo la ludopatía que es la adicción al juego (casinos, distintas apuestas, juegos virtuales, etc.), aunque no se hable mucho de esto, es tan destructiva como otras adicciones.
La corrupción e injusticia, traen descreimiento en las esferas gubernamentales de los tres poderes que deberían regir con honradez y sinceridad las leyes y políticas que promuevan la paz y prosperidad que nuestra nación necesita.
Sabemos que la única esperanza está en volver de todo corazón a Dios, pero alguien tiene que mostrar el camino. Isaías en el capítulo 60:1-3 exhorta a la Iglesia Cristiana: “Levántate, resplandece; porque ha venido tu luz, y la gloria de Jehová ha nacido sobre ti. Porque he aquí que tinieblas cubrirán la tierra, y oscuridad las naciones; mas sobre ti amanecerá Jehová, y sobre ti será vista su gloria. Y andarán las naciones a tu luz, y los reyes al resplandor de tu nacimiento”.
Tanto los profetas como Jesús usan los verbos para indicar a la Iglesia, que es lo que debe hacer con esa luz. Levántate, Resplandece, Hagan Brillar, son acciones concretas que la Iglesia está desafiada a llevar a cabo.
Cada vez que vos y yo nos animamos a orar por alguien en donde quiera que estemos, estamos encendiendo la luz de Cristo. Cada vez que ayudamos al necesitado, visitamos al enfermo, nos unimos para salir a las calles y pedir a Dios por nuestra ciudad, estamos encendiendo su luz.
El mundo de hoy, necesita de una Iglesia que se levanta en el lugar donde Dios la colocó, y deja brillar la luz de Cristo en su barrio, ciudad y nación.
Este mes de mayo, queremos encender una gran luz en el centro de nuestra ciudad. En la Plaza 1° de Mayo, todo el pueblo en unidad, acuerdo y trabajo, levantaremos la luz de Cristo para que brille en todo Paraná.

Oración: Oramos con otros hermanos de la Iglesia para que juntos podamos brillar en todo momento y en todo lugar donde estemos. Clamar por todas las congregaciones de Paraná, bendiciendo sus líderes y pastores. Pedimos por el día sábado 16 para que sea un día de quiebre para nuestras vidas y para nuestra ciudad.