Teléfono: +54 0343-4244156

“Autoridad de la Iglesia”

Día 8

Pastor Pablo Garay

Pasaje Bíblico: “a fin de que la infinita sabiduría de Dios sea ahora dada a conocer por medio de la iglesia a los principados y potestades en las regiones celestiales” Efesios 3.10

Estamos a un día de celebrar juntos el “Pentecostés en la Plaza”. Es una oportunidad importantísima para la Iglesia de Cristo en Paraná.
¿Qué finalidad tiene esta celebración?
Repasando: tiene el sentido de la Unidad para que el mundo vea y crea. Es una oportunidad de orar, interceder por nuestra ciudad, por quienes la gobiernan y todos sus habitantes. También levantaremos el nombre de Cristo en alto, declarando que es el único Señor y Salvador. Y anunciaremos el evangelio de Cristo para que muchos tengan la posibilidad de comenzar una nueva vida en Jesús.
Y todo esto se resume en que es un “hecho puramente espiritual”. La palabra de Dios en Efesios nos dice que no tenemos lucha contra carne ni sangre, sino que hay una organización de seres espirituales gobernando sobre pueblos, ciudades y naciones.
¿Cómo lo hacen? La palabra también declara que el príncipe de este mundo gobierna en los hijos de desobediencia. Por esta razón la lucha es espiritual.
Toda ciudad ha sido entregada a una entidad espiritual en el pasado. La tierra clama por la sangre que ha sido derramada injustamente desde los albores de los tiempos. La naturaleza es testigo de pactos espirituales hechos por los habitantes de nuestro país durante todos los tiempos hasta la actualidad.
La cultura ha sido moldeada por mitos, leyendas y credos que nos alejan de la verdad de Dios, trayendo graves consecuencias de maldición a nuestro suelo.
El gobierno ha sido conducido por personas afiliadas a la masonería o que buscaron el consejo en gurús espirituales, trayendo las consecuencias de un pueblo que se aparta de Dios.
¡Cristo en la Cruz venció! Despojó a todo principado y potestad, los exhibió públicamente y triunfó sobre ellos.
Ahora la Iglesia a través de Cristo tiene la autoridad para seguir recordando a todo principado y autoridad quien es verdaderamente el que Reina y Gobierna en los cielos y en la tierra. ¡Gloria a Dios!

Oración: Prepárate, haciendo ayuno y oración para la salida a la ciudad que tendremos mañana. Oremos por el clima, por cielos abiertos. Reprendamos toda maquinación del enemigo en contra de esta celebración. Clamemos por todo el pueblo de Dios, para que nada impida que estemos juntos levantando a Cristo en el corazón de nuestra Ciudad.