Teléfono: +54 0343-4244156

Año de Proezas en Dios

Enero 2016

Pastor Pablo Garay

Pasaje Bíblico: "Cada generación celebrará tus obras y proclamará tus proezas" Sal 145.4

Las proezas son hazañas, logros, hechos de muy difícil realización. Por ejemplo, cuando decimos que un alpinista logró subir a la cumbre del Aconcagua y regresar sano y salvo, esto es toda una proeza que no muchos pueden realizar.

En el contexto bíblico esta palabra es más profunda todavía. Hay circunstancias, situaciones en la vida que ni el más capacitado de todos los hombres, pueblo o nación podrían lograr por sus propios medios, o con ayuda de cualquier otro elemento natural.

Hebreos 11 nos enumera una lista de hombres, mujeres y pueblos, que vivieron proezas que “solo en Dios se pueden realizar”.

El versículo 29, nos muestra que el pueblo de Dios llegó a un punto de su salida de Egipto donde miraba hacia atrás y tenía a todo el ejército de Faraón armado con carros y caballos listos para alcanzarlos y aniquilarlos, luego miraban hacia adelante y tenían la inmensidad del Mar Rojo, humanamente ¡imposible salvarse!, pero en el ámbito de lo sobrenatural, para Dios ¡nada es imposible!

El ángel de Jehová, Cristo mismo detenía a ese gran ejército egipcio, las aguas del gran Mar Rojo se separaban delante de los ojos de todo el pueblo de Dios y un camino de tierra seca, unía como un gran puente de costa a costa la tierra que tenían que alcanzar.

Todo esto era una gran proeza de Dios que se hablaría en el mundo antiguo y hasta nuestros días glorificando a Dios como salvador y hacedor de maravillas.

Cuando el ejército de Faraón vio que también ellos podían pasar, no pensaron si estaban haciendo la voluntad de Dios, solo se dejaron llevar por su orgullo, arrogancia, odio y envidia, dando como resultado que todos murieron ahogados por las aguas del mar.

Este nuevo año seguramente tendremos nuevas circunstancias difíciles que vivir, retos y desafíos que tendremos que enfrentar. Pero nuestra oportunidad es confiar que tenemos un Dios sobrenatural, que dejó una recopilación de libros llamada Biblia donde están contenidas innumerables promesas para nuestra vida y el legado de millones de personas que como una gran nube de testigos nos alientan a cruzar mares, subir montañas, derribar murallas, enfrentar gigantes, y a no temer lo que el enemigo quiera hacernos, sino más bien mantenernos firmes como viendo al invisible (Heb 11.27 NVI)

Para vivir y proclamar las proezas de Dios, es fundamental estar “Conectados y avanzando” (Juan 15.5) como fue nuestro énfasis del 2015. Y esto tiene que ver con un corazón correcto, donde el amor, la paz, fe, esperanza, gobiernan nuestras vidas por la obra del Espíritu Santo. Cada ejemplo bíblico que veremos a lo largo de este año, contiene historias de vidas transformadas para vivir de acuerdo a la voluntad de Dios (Rom12.2).

Hebreos 11 termina afirmando que aunque todos obtuvieron un testimonio favorable mediante la fe, ninguno de ellos vio el cumplimiento de la promesa. Y que esto sucedió para que ellos no llegaran a la meta sin nosotros, pues Dios nos había preparado algo mejor.

JESÚS: Les aseguro que el que confía en mí hará lo mismo que yo hago. Y, como yo voy a donde está mi Padre, ustedes harán cosas todavía mayores de las que yo he hecho. Juan 14.12 (BLS)

Bienvenido 2016, bienvenidas las Proezas que Dios ha preparado para su pueblo!!!