Teléfono: +54 0343-4244156

“Juntos en el Pesebre”

Diciembre 2018

Pastor Pablo Garay

Pasaje Bíblico: Vinieron, pues, apresuradamente, y hallaron a María y a José, y al niño acostado en el pesebre. Luc 2:16

La reunión más importante en la historia de la humanidad, ocurrió en el lugar más humilde y de la manera más inverosímil.

Lejos está las apetencias humanas de pomposidad y materialismo posmoderno en los festejos de navidad, del contrastado escenario en el cual nació nuestro más grande Salvador, Rey y Señor. Ya lo había anticipado el profeta Zacarías (9.9) como sería la vida de nuestro Salvador.

Su nacimiento marca el comienzo de nuestro calendario cristiano en todo el mundo, dividiendo los acontecimientos en A.C. y D.C. Muchos quisieron borrar su nombre de la historia para siempre y no lo lograron, al contrario, su nombre y fama fueron creciendo como el número de sus seguidores y la continuidad de sus milagros y hechos sorprendentes.

Esa reunión junto al pesebre del establo más humilde de Belén, fue el comienzo de una alabanza que continuará por toda la eternidad. Los cielos y la tierra se juntaron para adorar al mesías, al cordero de la humanidad, al hijo de Dios, al Rey y Señor de toda la cristiandad.

Ángeles cantaban en los cielos, pastores lloraban de alegría y emoción, sabios del oriente dejaban sus presentes al pie del pesebre y los padres de Jesús todavía no asimilaban tanta vivencia sobrenatural, jamás se lo hubieran imaginado siquiera, hasta que un ángel se los advirtió.

Nunca perdamos el verdadero significado de la Navidad. Nada tiene que ver con preparar una buena cena, o gastar para los más costosos regalos, ni tampoco decorar la casa al estilo navideño, sino que el verdadero sentido de nuestra navidad tiene que ver con lo que pasó junto a ese pesebre en Belén, y ¿Qué sería lo que realmente pasó? “Dios estaba depositando en ese pesebre el regalo más grande que se nos podría dar: su único Hijo Jesús”

Comenzamos diciembre dando gracias a Dios por su fidelidad y amor, por su presencia y fortaleza, con la cual durante todo este año nos acompañó y guío. ¡Nuevamente celebraremos el nacimiento de aquel que nos dio Vida, Libertad y Propósito eterno!!! «¡Gloria a Dios en el cielo, y paz en la tierra para todos los que Dios ama!» Luc.2.14 VeC