Teléfono: +54 0343-4244156

"Que no te roben"

Setiembre 2021

Pastor Pablo Garay

Pasaje Bíblico: Josué 1.5 Nadie te podrá hacer frente en todos los días de tu vida; como estuve con Moisés, estaré contigo; no te dejaré, ni te desampararé.

Un breve repaso de 1Samuel desde el capítulo 27 en adelante:

David tenía su pequeño ejército de 600 hombres, pero Saúl lo perseguía incesantemente, por lo cual un día pensó: “porque no me mudo a un lugar de tierras filisteas y de esta manera Saúl dejará de buscarme”.

Así lo hizo, y se fue a Gat donde reinaba Aquis. David le pide al Rey Aquis si podía habitar en algún lugar de sus tierras y el Rey le concede las tierras de Siclag. David y sus hombres se asentaron en esa ciudad a la vez que forjaron una muy buena relación con el Rey Aquis.

Pasado un tiempo el capítulo 28 relata que los filisteos se convocaron para ir en guerra contra Israel. Por supuesto que el Rey Aquis acude a la convocatoria y le pide a David que lo acompañe. Por supuesto que David responde afirmativamente y se pone en marcha con sus hombres para luchar esta vez, junto con los filisteos.

En el capítulo 29 tenemos la situación de desconfianza de los reyes filisteos cuando vieron que el Rey Aquis vino acompañado por David y sus hombres. Aquis le explicó la situación y le pidió que se volviera con los suyos a sus casas.

Es aquí cuando vamos al capítulo 30 para ver que pasó:

1Samuel 30:1-8 Tres días después, cuando David y sus hombres llegaron a su casa en la ciudad de Siclag, encontraron que los amalecitas habían asaltado el Neguev y Siclag; habían destruido Siclag y la habían quemado hasta reducirla a cenizas. 2 Se habían llevado a las mujeres y a los niños y a todos los demás, pero sin matar a nadie.

1Samuel 30:1-8 3 Cuando David y sus hombres vieron las ruinas y se dieron cuenta de lo que les había sucedido a sus familias, 4 lloraron a más no poder. 5 Las dos esposas de David, Ahinoam de Jezreel y Abigail, la viuda de Nabal de Carmelo, estaban entre los que fueron capturados.

1Samuel 30:1-8 6 David ahora se encontraba en gran peligro, porque todos sus hombres estaban muy resentidos por haber perdido a sus hijos e hijas, y comenzaron a hablar acerca de apedrearlo. Pero David encontró fuerzas en el Señor su Dios.

1Samuel 30:1-8 7 Entonces le dijo a Abiatar, el sacerdote:¡Tráeme el efod! Así que Abiatar lo trajo 8 y David le preguntó al Señor: ¿Debo perseguir a esta banda de saqueadores? ¿Los atraparé?
Y el Señor le dijo: Sí, persíguelos. Recuperarás todo lo que te han quitado.

Enseñanza

Satanás anda como león rugiente viendo a quien devorar.

Pero justamente es un ladrón, “viene a robar, matar y destruir”

Cuando queremos Prevenir los robos en nuestra casa ¿Qué hacemos?

Todo lo que hagamos para prevenir que nos roben es en cierta forma “una manera de cuidar los bienes que tenemos y decirles a los ladrones que no conviene que lo intenten”

David y sus hombres se enfocaron en ayudar al rey Aquis. La causa era buena, porque daba testimonio de la fidelidad de David, de su honestidad, humildad, y buen corazón. Pero nunca se hubiera imaginado que mientras no estaban otros iban a saquear la ciudad y llevarse cautivos a sus seres queridos.

De la misma manera hoy podemos estar enfocados en ciertas cosas que no necesariamente sean malas por si mismas, pero que pueden hacernos perder de vistas otras mucho más valiosas:

Primero cuidemos lo más valioso veremos un repaso

Poniendo buenas alarmas

  • 1-Cuida tu vida personal: (Juan 15.1-2)
  • a.Relación con Dios
  • b.Hazte un autoexamen FODA.
  • 2-Cuida tu vida matrimonial si es que estás casado
  • a.No te pierdas los 5 Compromisos
  • b.Repasa cada uno de ellos y vean si lo están poniendo en práctica
  • c.Busquen ayuda.
  • 3-Cuida tu relación con el prójimo.
  • a.Primero cuida tu familia
  • b.Afianza amistades sanas
  • c.No guardes rencor
  • d.Siempre dispuestos a servir.

Segundo si nos han robado, sigamos los pasos de David: (Salmos 40.1-3)

  • a-Fuerzas en el Señor,
  • b-Buscar su guía.

Tercero Recupera lo que el diablo te robó.

Josué 1.5 Nadie te podrá hacer frente en todos los días de tu vida; como estuve con Moisés, estaré contigo; no te dejaré, ni te desampararé.

Josué 1.9 Mira que te mando que te esfuerces y seas valiente; no temas ni desmayes, porque Jehová tu Dios estará contigo en dondequiera que vayas.