Teléfono: +54 0343-4244156

David DC

Diciembre 2021

Pastor Pablo Garay

Pasaje Bíblico: Salmos 23

¿Qué imaginas cuando escuchas este título?

Lo primero es que “no conozco ningún David super héroe de DC”

Claro si repasamos los héroes de DC, que yo sepa David no está por ahí.

Pero ¿sabías que hay otra liga de Super Héroes más allá de DC y Marvel?

Claro que sí!!!! “La Liga de los Super Héroes de la FE”

Y volviendo a David ¿Por qué DC?

El Salmos 23 es la obra magna por excelencia del Rey David. Más de 2.000.000 de libros escritos a partir de este magistral poema de David.

En esta semana Dios me ministró mucho con este Salmos, y de pronto una pregunta surgió que jamás me la había hecho antes. Este Salmos fue escrito por David Antes de Cristo. ¿Cómo habría sido escrito este mismo Salmos, si David hubiera vivido Después de Cristo?

¡Claro! ¡Acertaron! De aquí viene el mensaje de hoy “David D.C.” pensando en un David en la era de los cristianos y como hubiera escrito este maravilloso poema.

Permítanme compartirles como me imagino hubiera escrito este Salmos y para ello aquí va la versión actualizada según David D.C.

El Salmos 23 según David D.C.

Jesús es mi pastor; nada me falta. En lugares de delicados pastos me hace descansar; Junto a aguas de reposo me pastorea. Conforta mi alma; Me guía por sendas de justicia por amor de su nombre. Aunque ando en valle de sombra de muerte, No temo mal alguno, porque Jesús está conmigo; Su vara y su cayado me infunden aliento. Adereza mesa delante de mí en presencia de mis angustiadores; Unge mi cabeza con aceite; mi copa está rebosando. Ciertamente el bien y la misericordia me siguen todos los días de mi vida, Y en la casa de su Padre moraré por largos días.

  • 1- Jesús declara que “Él es el buen Pastor”

El salmo veintitrés expone claramente las cuatro características fundamentales de la manera en que Dios, como Pastor, cuida de nosotros sus ovejas, proporcionándonos:

2-Provisión: “Nada me faltará” (23:1,2);

3-Dirección: “Me guiará por sendas de justicia” (23:3);

4-Protección: “Tu vara y tu cayado me infundirán aliento” (23:4); y

Esperanza: “En la casa de Jehová moraré para siempre” (23:5,6).